Pruebas médicas

Creatinina en sangre

Dentro de los diferentes parámetros que se estudian en un análisis de sangre rutinario uno de los más comunes y habituales es la conocida como creatinina, fundamentalmente porque su análisis ayuda a conocer el funcionamiento de los riñones; mejor dicho, si los riñones se encuentran o no realizando sus funciones correctamente.

¿Qué es la creatinina?

Básicamente podríamos definir a la creatinina como un residuo de la masa y de la actividad muscular. Más concretamente, se trata de un compuesto orgánico que es el resultado de la degradación de la creatina (componente de los músculos que puede ser transformada en ATP, convirtiéndose a su vez en una fuente de alta energía para nuestras células).

La creatinina es un producto de desecho del metabolismo normal de nuestros músculos. Nuestro cuerpo la produce en una tasa constante, aunque en realidad depende directamente de la propia masa muscular que tenga la persona, dado que su producción depende de la modificación de la masa muscular.

Para qué sirve su análisis

Debemos tener en cuenta que los riñones son los órganos encargados de filtrar la creatinina excretándola a través de la orina, por lo que su medición es especialmente útil para monitorizar si los riñones se encuentran llevando a cabo su función de forma correcta.

Dicho de otra forma, dado que en realidad sus niveles tienden a variar muy poco a lo largo del tiempo, permaneciendo más bien estables, cuando la concentración de creatinina en sangre aumenta puede ser un indicativo de que se están produciendo daños en el riñón, de manera que una mejora en estos niveles (es decir, descienden) indican que se ha producido una mejora de la función del mismo.

En realidad el análisis de la creatinina es una prueba simple que se convierte en el indicador más común acerca de la función renal de la persona. Por este motivo es incluido de forma rutinaria en las analíticas sanguíneas más básicas y comunes, tanto en su forma sérica como en orina. Y es que si la función renal es anormal los niveles de creatinina tienden a incrementarse en la sangre dado que en realidad se elimina una menor cantidad de creatinina a través de la orina.

Creatinina en sangre

Valores normales de creatinina en sangre

Los valores de creatinina pueden variar de un laboratorio a otro, puesto que algunos laboratorios suelen analizar muestras distintas, o utilizar distintas mediciones. No obstante, los valores normales promedio son los siguientes:

  • Valores normales de creatinina sérica en hombres adultos: 0.7-1.3 mg/dl.
  • Valores normales de creatinina sérica en mujeres adultas: 0.5-1.2 mg/dl.
  • Valores normales en niños: 0.2-1 mg/dl.

Teniendo esto en cuenta, en hombres se considera un valor alto cuando el nivel de creatinina sérica se sitúa por encima de 1.3 mg/dl, aunque algunos laboratorios consideran normal valores de creatinina que lleguen a 1.4 mg/dl. En las mujeres se considera alto por encima de los 1.2 mg/dl. Mientras que valores por encima de 4 mg/dl son considerados como un indicativo de fallo renal importante.

Por otro lado, es posible que cuando se ha practicado ejercicio físico intenso antes de la realización del análisis de sangre luego se encuentren ligeros aumentos del valor de creatinina en sangre. Este aumento no se corresponde a una insuficiencia renal, sino que en realidad se trata de un reflejo de la actividad muscular.

Valores anormales de creatinina en sangre

Los valores anormales de creatinina sérica (es decir, aquellos que se sitúan por encima o por debajo de los valores considerados como normales), pueden ser un indicativo de determinadas enfermedades o patologías.

Valores elevados de creatinina sérica

Los niveles elevados de creatinina en sangre pueden indicar la presencia de:

  • Insuficiencia renal.
  • Obstrucción de las vías urinarias.
  • Necrosis tubular aguda.
  • Deshidratación.
  • Nefropatía diabética.
  • Glomerulonefritis.
  • Distrofia muscular.
  • Pielonefritis.
  • Reducción del flujo de sangre renal.
  • Rabdomiólisis.

Valores disminuidos de creatinina sérica

Por otro lado, los niveles bajos de creatinina en sangre pueden indicar la presencia de:

  • Distrofia muscular (en etapa avanzada).
  • Miastenia grave.

Add Comment

Click here to post a comment